El hallazgo de 12 entierros humanos y un enigmático cementerio prehispánico en el norte de Lima

Los restos arqueológicos fueron encontrados en Carabayllo durante obras de gas natural. Estos pertenecen a adultos y niños de las culturas Chancay y Huaura, y tienen entre 600 y 800 años de antigüedad. Es posible que uno de los cuerpos enterrados se trate de un guerrero. Se hallaron también 28 ceramios.
MNC Medios

MNC Medios

Medio de Comunicación Digital
prensa@moyobamba.com

Compartelo en tus redes:

Un nuevo descubrimiento que podría dar mayores luces de la Lima prehispánica se registró ayer en el distrito de Carabayllo. Un total de 12 entierros humanos fueron hallados en la calle Los Robles, Asociación de Propietarios Los Maestros, durante los trabajos de construcción de una red de distribución de gas natural por parte de la empresa Cálidda.

Tras la aparición de algunas evidencias arqueológicas se paralizó la obra y se procedió con la excavación por parte del staff de arqueólogos de Cálidda, previa coordinación con el Ministerio de Cultura. En total se han hallado 12 entierros medianamente conservados, que fueron parte un cementerio prehispánico”, dijo a El Comercio Cecilia Camargo, coordinadora de Patrimonio Cultural de Cálidda.

Descubrimiento se produjo durante los trabajos de construcción de una red de distribución de gas natural por parte de la empresa Cálidda.

Los restos pertenecen a adultos y niños de las culturas Chancay y Huaura, y tienen entre 600 y 800 años de antigüedad. Los cuerpos fueron colocados en cuclillas o sentados, con las extremidades flexionadas hacia el cuerpo, y envueltos con telas y soguillas. “Alrededor de los fardos se colocaron ofrendas como cerámicas de distintos tamaños. Hasta el momento se hallaron 28 vasijas”, precisó Camargo.

Sin embargo, agregó que también se halló otra forma de entierro muy particular. En este caso, dos restos humanos fueron colocados de forma extendida sobre una camilla. Uno de ellos tenía una porra estrellada hecha de piedra cuyo mango era de madera. A su costado se encontró a un niño de dos años y algunas vasijas.

Uno de los restos pertenecería a un guerrero del antiguo Perú. Junto con él fue enterrado una porra estrellada de piedra, una especie de arma.

Uno tenía una porra estrellada de piedra, es decir, una especie de arma, por lo que posiblemente se trate de un guerrero. De repente estos entierros son diferentes por alguna razón. Eso ya lo sabremos con las investigaciones”, sostuvo la arqueóloga.

Camargo explicó que la zona de Carabayllo donde se realizó el hallazgo fue una vez un cementerio de la etapa prehispánica, que guarda relación con el sitio arqueológico Cerro Cañón. Este lugar albergaba entierros de las culturas del norte chico, como Chancay y Huaura. “Al parecer estas influencias llegaban hasta esta zona. Por ejemplo, en Puente Piedra también hemos encontrado entierros similares anteriormente”, detalló.

Alrededores de los cuerpos fueron hallados distintos ceramios. Un total de 28 vasijas fueron recuperadas.

Vale precisar que tras la excavación de todo el material arqueológico mediante los métodos propicios, este será llevado a gabinetes especializados de Cálidda, donde será analizado y conservado. “El objetivo es que con toda esta información se pueda reconstruir parte de la historia de nuestra ciudad, un extracto al menos, pues Lima tiene más de 3 mil años de antigüedad”, añadió Camargo.

El Ministerio de Cultura informó que personal del sector llegó hasta el lugar para verificar el descubrimiento. Además, elaboró el acta de inspección y brindó recomendaciones para el registro y la recuperación de todo el material encontrado.

Tras la aparición de las evidencias arqueológicas Cálidda procedió con la paralización de la obra de gas natural y su equipo de arqueólogos procedió con la excavación, previa coordinación con el Ministerio de Cultura.

Actualmente, en el sitio se viene ejecutando el “Plan de Monitoreo Arqueológico para el desarrollo de redes secundarias del sistema de distribución de gas natural en zonas residenciales, comerciales e industriales en Lima Metropolitana y Callao – Cálidda”. Este fue autorizado mediante Resolución Directoral N° 237-2016-DCE/DGPA/VMPCIC/MC.

Este hallazgo podría ayudar a reconstruir parte de la historia de Lima prehispánica, principalmente del norte de la ciudad.

Fuente: El Comercio

Déjanos tu comentario

¿Te interesó esta nota? Compártelo

Te puede interesar