El mayor robo a Moyobamba
Nuestras Redes

Opinión

El mayor robo a Moyobamba

Por: Fidencio Alva Jarama

Publicado

|

El principal problema de Moyobamba, no es la delincuencia común, ni la pandemia, sino la alta corrupción encarnado en funcionarios de cuello y corbata que cuentan con autorización para robar nuestros sueños y futuro.

Esta historia tiene que ver con funcionarios de la Gerencia de Desarrollo Urbano y Rural de la Municipalidad Provincial de Moyobamba del segundo periodo de Mardonio del Castillo. Estuvieron instalados allí operadores de una presunta mafia inmobiliaria al mismo estilo Orellana que en contubernio con malos empresarios inmobiliarios se encargaron de desaparecer cuatro parques, dos lotes para educación y salud, donados a la ciudad de Moyobamba, además de reducir avenidas anchas a simples callejones de la habilitación urbana Santa Ana ubicada en la carretera a los baños termales de San Mateo.

TV EN VIVO: Todos los canales locales Gratis!! PLAYMAX.TV

Efectivamente, la habilitación urbana Santa Ana creada mediante Resolución Municipal N° 85/89, del 07 de agosto de 1989, ratificada por Resolución de Alcaldía 037-91-MPM, del 18 de febrero de 1991 contemplaba UNA DONACIÓN A LA CIUDAD DE CUATRO PARQUES, DOS LOTES, una, para una INSTITUCIÓN EDUCATIVA y otra, para un CENTRO DE SALUD, jardines, amplias veredas y anchas avenidas.

Lo que han hecho estos funcionarios es desaparecer por completo de los archivos de la Municipalidad Provincial de Moyobamba el expediente de habilitación urbana Santa Ana (planos, resoluciones, oficios, etc.), predio de más de 240 mil metros cuadrados ubicado en el Km. 1 de la carretera a los Baños Termales, zona turística y residencial de Moyobamba por excelencia.

Una vez desaparecido toda la documentación de la habilitación urbana Santa Ana, tuvieron manos libres para hacer una nueva habilitación, entonces se desvanecieron como por arte de magia los CUATRO PARQUES, los DOS LOTES PARA INSTITUCIONES EDUCATIVAS, JARDINES, VEREDAS Y AVENIDAS y esas áreas se convirtieron en una gran cantidad de lotecitos con simples callejones.

No solo se trata de la urbanización que han desaparecido, sino del más grande atentado a la zona turística de mayor belleza paisajística de la Capital, que está entre el cruce de Uchuglla y los Baños Termales, por eso hoy luce estropeada a consecuencia de la voracidad y avidez de dinero de propietarios, inmobiliarias tramposas y funcionarios corruptos aceitados con lotes y dinero malhabido, que no será solucionado ni siquiera con la ciclo vía. Aquí se cumple el dicho ¡No hay peor enemigo de un moyobambino que otro moyobambino!

Perder el terreno para un parque en una ciudad, es un escándalo. Si son dos, es intolerable, insultante y afrentoso.

Tres ya es escandalosamente inconcebible y cuatro, no hay palabras para describir el enorme y descomunal grado de atropello y ultraje a toda una población.

Pero si no sólo se trata de cuatro parques, sino también de la desaparición de lotes para escuelas, centros de salud, avenidas anchas como toda ciudad moderna las mismas que han sido pitufeadas en lotecitos y callecitas tan angostas que parecen pasajes y encima, que todo este trabajo sucio haya sido hecho por funcionarios municipales a quienes les pagamos un sueldo para que trabajen en beneficio de la ciudad, entonces se trata del mayor descaro y afrenta a una colectividad.

Si ante ello, la administración de justicia, los medios de comunicación y la sociedad civil no reacciona, estamos ante un gravísimo caso de convivencia y contubernio con la corrupción.

Opinión

Webinars

Publicado

|

Por

Hace un par de semanas, como parte de un proceso formativo que estoy llevando, nos encomendaron realizar un webinar de temática libre; la tarea parecía no ser tan compleja, básicamente teníamos que diseñar un banner, identificar el tema, a los expositores o expositoras, un público objetivo, la plataforma y ya, con eso era más que suficiente. Sin embargo, la organización del mismo, nos ha tomado, sin mayores exageraciones, un poco más de un mes ¿tan difícil ya pues es? parece que no, pero sí.   

Los webinars, que no son otra cosa más que una serie de exposiciones virtuales (tipo foro), se han convertido, para algunos, en el nuevo pasatiempo que ayuda a hacer frente al confinamiento. Y es que claro, si antes, para asistir a una exposición o curso en particular, tenías que pensar en fechas, pagos de inscripción, movilidad, hospedaje, alimentación (si era en otra ciudad, claro) y demás cosas; ahora, basta con que tengas una computadora de escritorio, laptop, tablet, celular, auriculares y una buena señal para que, con un solo clic, puedas acceder a esa charla de conocimientos y experiencias.

TV EN VIVO: Todos los canales locales Gratis!! PLAYMAX.TV

La tecnología nos permite contactarnos con gente de otro lado, sin la necesidad de realizar horas y horas de viaje (y todo lo que ello significa); pareciera que, en cierta medida la pandemia y su confinamiento, nos ha simplificado la vida, pues, ahora sólo es cuestión de homologar horarios con quienes expondrán y listo, lanzamos la publicación y a esperar el mayor número de conectados, para así, reflejar el éxito e impacto del mismo.

Ahora, si bien es cierto, participar en uno de los tantos webinars a disposición es fácil; debemos tener en consideración todo el tiempo y demás cosas que les tomó a quienes lo organizaron. En nuestro caso, por ejemplo, nos tomó un mes; primero, para poder conocer al grupo de trabajo (es decir, a quienes acompañarían en la organización del evento); luego, para identificar el tema (uno que sea del dominio de todo el grupo); después nos tomó tiempo el identificar las herramientas tecnológicas a usar (formularios de inscripción, plataformas de difusión, salas de chats, diseños de banners y documentos en línea, entre otros).

Debíamos también, identificar el grupo objetivo, a quienes teníamos que enviar la invitación, asegurar su registro en los formularios de inscripción y, lo más importante, asegurar que se conecten, participen y se mantengan en línea (de manera activa) de principio a fin; y el mismo día del evento, teníamos que asegurarnos que todo está ok, la conexión, las presentaciones, los expositores, protegernos de hackers y boicoteadores, y todos esos detalles que, hacen posible, brindarte un buen servicio; sí que es agotador.

Alguien por ahí me dijo, “se dice que webinar viene de hueveo, es decir, no haces nada y te dan tu certificado y ya eso te sirve para el cv o para lo que quieras”; después de todo lo descrito, creo que ese concepto debería ser desterrado y deberíamos optar no sólo por asistir al mayor número de eventos, sino por aprender de ellos, valorar el tiempo que estoy invirtiendo (como asistente), así como el tiempo que tomó organizarlo.

La tecnología nos está simplificando la vida, no la hagamos difícil y, tampoco la desperdiciemos.

Simplemente KAJOVEPI
#Cafecito_Caliente

Continuar Leyendo

Opinión

Chévere profe

Seguimos celebrando y reflexionando.

Publicado

|

Esta pandemia, entre otras cosas, ha trasladado la escuela a nuestras casas; y, sin querer queriendo, ha hecho que los padres y las madres se conviertan en los auxiliares personalizados de cada hijo e hija. Sí, al principio hemos (porque lo hice) renegado sobre el sistema, la forma y la propuesta denominada Aprendo en Casa.

Aprendo en Casa es la estrategia del Ministerio de Educación que busca garantizar el derecho a la educación de más de 6 millones de estudiantes de las escuelas públicas. Propone la educación a distancia en el contexto del estado de aislamiento social decretado por el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus (COVID-19), que impide las clases presenciales.[i]

TV EN VIVO: Todos los canales locales Gratis!! PLAYMAX.TV

La estrategia es buena e interesante, y se ha implementado a nivel mundial; sin embargo, hubo quienes se atrevieron a cuestionar la estrategia, se hizo carga montón contra los actores (y especial contra una actriz, Stephanie Orue), y, se revelaron (no sé que tan cierto es ello) astronómicas cifras que el Estado ha desembolsado a privados (televisoras, radios, actores, actrices y más) para que las clases sigan su rumbo.

Es cierto que la educación no puede ni debe parar; es cierto que sólo con la educación (de calidad) podemos llegar a cambiar nuestros sistemas, sociedad y vida; pero, ¿qué pasa cuándo el acceso a la misma no está garantizada? ¿qué pasa cuando quienes tienen la obligación de estudiar, no pueden hacerlo porque no tienen ni los medios, ni los recursos para ello?

Según el Decano del Colegio de Profesores, Helí Ocaña, “Solo el 28% de los hogares tienen internet, y no será posible una buena educación sin conectividad. La radio y televisión, siendo unidireccionales, no ayudan al desarrollo educativo sincrónico. Solo el 37.9% de alumnos de primaria y 71% de secundaria acceden al internet. Un 82% de la población de escuelas bilingües solo acceden a las clases por radio”.[ii]

Esa realidad nacional, se vuelve mucho más dura e indignante, conforme la vamos desagregando a nivel de regiones, provincias y distritos. Es, a su vez, una realidad común en los otros países de América Latina.

Frente a situaciones tan complicadas como estas, en la que los y las estudiantes no tienen internet o saldo en sus teléfonos o televisores o radios; hubo, esos héroes sin capa que pese a las prohibiciones de salir de casa y aun siendo conscientes de los riesgos a los que se exponían (y se exponen), decidieron salir de sus casas para, buscando la mejor estrategia alternativa, compartan las clases con sus pequeños y pequeñas.

Y entonces tenemos a un entusiasta Efraín Raymondi, profesor de quinto grado de primaria, que su iniciativa de convertir su sala en un salón de clases, ha logrado que el empresariado privado done una laptop a cada uno de sus alumnos y alumnas.

Tenemos a Gerson Ames, profesor huancavelicano, quien ha implentado su “educación a delivery”, a diario toma su pizarra acrílica, unos plumones, un parante y un parlante para hacer un recorrido diario de 4 horas, tiempo durante el cual, va a cada una de las casas de sus alumnos y alumnas y les dicta sus clases. Oscar Dávila, profesor de la región Cajamarca, hace lo mismo en la localidad de Chugur; a diario monta su caballo y va por sus alumnos y alumnas.

Pero, así como tenemos a buenos guerreros y guerreras; también tenemos a quienes hoy se han convertido en estrellas de luz, allá, en los cielos. A la fecha, según el Decano del Colegio de Profesores del Perú, hay cerca de 240 docentes fallecidos (y la cifra sigue creciendo).

Perder a los y las docentes, nos dolió, nos duele y nos seguirá doliendo; nos genera impotencia y otro tipo de sentimientos encontrados. Esa sensación de saber que un día estuvieron alegres en nuestras aulas, y, de pronto, se van sin darnos la oportunidad de decirles adiós; y sin poder ofrecerles ningún tipo de reconocimiento póstumo (porque el virus no nos permite, siquiera, darle un entierro digno).

Son momentos difíciles, sí, pero sabemos y estamos confiados, que el bullicio de las aulas, pronto volverán a retumbar en nuestros oídos. Feliz día.

Simplemente KAJOVEPI
#Cafecito_Caliente

[i] https://elperuano.pe/noticia-aprendo-casa-minedu-capacitara-a-200000-maestros-forma-virtual-94249.aspx
[ii] https://elcomercio.pe/peru/dia-del-maestro-los-desafios-de-los-profesores-en-tiempo-de-pandemia-por-el-covid-19-noticia/?ref=ecr

Continuar Leyendo

Opinión

Aires de San Juan

Publicado

|

Uno de los temas un tanto controversiales durante la semana pasada, y que seguirá en estos días (al menos hasta el 30/06), está en relación con la interrogante de que si debíamos o no celebrar nuestra semana turística, y en especial San Juan.

Quizás, la mayor justificación para no celebrar hacía un llamado a: nuestras conciencias, nuestra sensibilidad, nuestro sentir y empatía para quienes están sufriendo, los improperios de esta enfermedad. No podemos, se decía, estar bailando la pandilla y comiendo nuestros juanes, mientras otros están llorando.

TV EN VIVO: Todos los canales locales Gratis!! PLAYMAX.TV

Se saluda y aplaude la preocupación, al tiempo en que aceptamos ese llamado de atención. Es cierto que todo está cambiando, y eso abarca también, a nuestra cultura, pues ella también está cambiando, ella también debe adaptarse a los nuevos estilos de vida; y, en ese caminar, hay ciertas costumbres que no podemos perderlas, que debemos seguir practicando, como símbolo de celebración y revaloración de lo nuestro, por muy contradictorio que ello parezca.

Este año, y a iniciativa de algunos colectivos privados quienes, en coordinación con la Municipalidad Provincial de Moyobamba, decidieron, en hora buena, celebrar nuestra 46 semana turística; celebración que, personalmente aplaudí, aunque fue un tanto rara.

Como era de esperarse, esta fue ciento por ciento virtual; las televisoras difundieron, en el horario habitual de la pandilla motivacional, grabaciones de los recorridos de los años anteriores, así como del baño bendito y de las famosas estampas, también es probable que la tarde del 30/06 lo que se transmita sea videos de los corsos pasados; los carros recolectores de basura, aprovecharon sus rutinarios recorridos, para alegrarnos con algo de música típica que salía de sus bocinas; las redes sociales se vieron invadidas con posteo de la pandilla challenge; la tarde del 23 de junio, toda la ciudad olía a juane (obviamente envuelto en hoja de bijao, contradiciendo así, a las indicaciones del MINEDU).

Lo celebramos, y lo seguimos celebrando (termina el 30/06) de una manera distinta; refugiados en nuestras casas, haciendo espacios en nuestras salas o huertas para pandillear un ratito; comiendo nuestros juanes y wawas (sea que nosotros mismos lo hayamos preparado o sea que lo hayamos pedido como delivery).

Aunque la celebración fue distinta, no faltó gente que puso sobre la mesa, esa vieja y absurda discusión por querer saber ¿en dónde es que se prepara el mejor y original juane?; aquí, meteré mi cuchara, porque quiero dar fin a esa discusión; sepa usted que el verdadero juane, el original, el moyobambino, también lleva huevo en su preparación (fin).

Como lo dije en su momento, celebrar, por muy contradictorio que parezca, no tiene nada de malo; y, ello no significa que seamos insensibles, insensatos y ajenos al dolor de otros; por el contrario, cuando pandilleamos, gritamos y nos alegramos junto a aquellos y aquellas que siguen luchando y que están venciendo; y, cuando nuestros pañuelos se levantan hacia el cielo, es para saludar a aquellos y aquellas que ya partieron.

…baila la pandilla, bailo yo también…

Simplemente KAJOVEPI
#Cafecito_Caliente

Continuar Leyendo

MNC TELEVISIÓN

Grupo de Facebook

Fan Page

Estadísticas

  • 675
  • 347
  • 203.494

Tendencias

error: