Precio del dólar en S/
3,69

El mayor robo a Moyobamba

Por: Fidencio Alva Jarama
MNC Medios

MNC Medios

Medio de Comunicación Digital
prensa@moyobamba.com

El principal problema de Moyobamba, no es la delincuencia común, ni la pandemia, sino la alta corrupción encarnado en funcionarios de cuello y corbata que cuentan con autorización para robar nuestros sueños y futuro.

Esta historia tiene que ver con funcionarios de la Gerencia de Desarrollo Urbano y Rural de la Municipalidad Provincial de Moyobamba del segundo periodo de Mardonio del Castillo. Estuvieron instalados allí operadores de una presunta mafia inmobiliaria al mismo estilo Orellana que en contubernio con malos empresarios inmobiliarios se encargaron de desaparecer cuatro parques, dos lotes para educación y salud, donados a la ciudad de Moyobamba, además de reducir avenidas anchas a simples callejones de la habilitación urbana Santa Ana ubicada en la carretera a los baños termales de San Mateo.

Efectivamente, la habilitación urbana Santa Ana creada mediante Resolución Municipal N° 85/89, del 07 de agosto de 1989, ratificada por Resolución de Alcaldía 037-91-MPM, del 18 de febrero de 1991 contemplaba UNA DONACIÓN A LA CIUDAD DE CUATRO PARQUES, DOS LOTES, una, para una INSTITUCIÓN EDUCATIVA y otra, para un CENTRO DE SALUD, jardines, amplias veredas y anchas avenidas.

Lo que han hecho estos funcionarios es desaparecer por completo de los archivos de la Municipalidad Provincial de Moyobamba el expediente de habilitación urbana Santa Ana (planos, resoluciones, oficios, etc.), predio de más de 240 mil metros cuadrados ubicado en el Km. 1 de la carretera a los Baños Termales, zona turística y residencial de Moyobamba por excelencia.

Una vez desaparecido toda la documentación de la habilitación urbana Santa Ana, tuvieron manos libres para hacer una nueva habilitación, entonces se desvanecieron como por arte de magia los CUATRO PARQUES, los DOS LOTES PARA INSTITUCIONES EDUCATIVAS, JARDINES, VEREDAS Y AVENIDAS y esas áreas se convirtieron en una gran cantidad de lotecitos con simples callejones.

No solo se trata de la urbanización que han desaparecido, sino del más grande atentado a la zona turística de mayor belleza paisajística de la Capital, que está entre el cruce de Uchuglla y los Baños Termales, por eso hoy luce estropeada a consecuencia de la voracidad y avidez de dinero de propietarios, inmobiliarias tramposas y funcionarios corruptos aceitados con lotes y dinero malhabido, que no será solucionado ni siquiera con la ciclo vía. Aquí se cumple el dicho ¡No hay peor enemigo de un moyobambino que otro moyobambino!

Perder el terreno para un parque en una ciudad, es un escándalo. Si son dos, es intolerable, insultante y afrentoso.

Tres ya es escandalosamente inconcebible y cuatro, no hay palabras para describir el enorme y descomunal grado de atropello y ultraje a toda una población.

Pero si no sólo se trata de cuatro parques, sino también de la desaparición de lotes para escuelas, centros de salud, avenidas anchas como toda ciudad moderna las mismas que han sido pitufeadas en lotecitos y callecitas tan angostas que parecen pasajes y encima, que todo este trabajo sucio haya sido hecho por funcionarios municipales a quienes les pagamos un sueldo para que trabajen en beneficio de la ciudad, entonces se trata del mayor descaro y afrenta a una colectividad.

Si ante ello, la administración de justicia, los medios de comunicación y la sociedad civil no reacciona, estamos ante un gravísimo caso de convivencia y contubernio con la corrupción.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Te puede interesar