Precio del dólar en S/
3,63

El ají del Alto Mayo: Producto de exportación

Actualmente, existe un convenio público - privado que está incentivando la tecnificación de la producción del ají en la zona del Alto Mayo, que tiene como destino final el mercado de Estados Unidos
MNC Medios

MNC Medios

Medio de Comunicación Digital
prensa@moyobamba.com

Todo comienza con la siembra de los plantines de ají dentro del vivero, que se encuentra en el “Instituto de Educación Superior Tecnológico Público Alto Mayo”, un módulo de 160 metros cuadrados, que desde temprano es embestido por la luz y acompañado del calor, cualidades que permiten que tres variedades del producto crezcan vigorosamente: Tabasco, Cayena y Habanero. Dependiendo de su tipo, tomará desde 30 hasta 45 días para que estos plantines estén listos para ser trasplantados y continúen con su desarrollo.

Allí es donde entra el trabajo del agricultor, quien se dedica a sembrar el producto. Ellos cuentan con un contrato que abarca desde el inicio hasta el fin de la cosecha, por lo que tienen asegurada la entrega de sus productos para seguir su proceso en la molienda. Por su lado, los técnicos de campo son quienes garantizan, a través de la transferencia de tecnología y conocimientos a los agricultores, la calidad requerida.

Los especialistas agrónomos afirman que se podría mejorar en muchos aspectos involucrados en el crecimiento de esta planta. En primer lugar, aún se realizan de manera mecánica algunos procesos como el sistema de riego, la aplicación de fertilización y la rotación de bandejas. Además, el sustrato, tierra enriquecida y adecuada para la siembra, es adquirido en la costa, lo que aumenta el costo y el tiempo del proceso. Y, por último, si bien la demanda de la empresa exportadora es grande, el espacio del módulo limita la capacidad de producción y oferta del producto.

En respuesta a todo ello, se viene finalizando la construcción de dos nuevos módulos de invernadero, que además de tener una buena ubicación y mejores acabados a nivel estético, estos contarán con un sistema de riego tecnificado e interconexión con una aplicación móvil, con la finalidad de que los especialistas puedan monitorear el estado de la siembra eficientemente. También, se está coordinando una alianza estratégica con el Instituto Superior para contar con el apoyo de alumnos que estén realizando tesis, con el fin de elaborar un sustrato propio empleando productos de la zona, como la fibra de coco o la cáscara del cacao. De este modo se busca reducir el costo de la producción y cumplir con el requerimiento nutricional que los plantines deben tener para una buena germinación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Te puede interesar