Aires de San Juan

MNC Medios

MNC Medios

Medio de Comunicación Digital
prensa@moyobamba.com

Compartelo en tus redes:

Uno de los temas un tanto controversiales durante la semana pasada, y que seguirá en estos días (al menos hasta el 30/06), está en relación con la interrogante de que si debíamos o no celebrar nuestra semana turística, y en especial San Juan.

Quizás, la mayor justificación para no celebrar hacía un llamado a: nuestras conciencias, nuestra sensibilidad, nuestro sentir y empatía para quienes están sufriendo, los improperios de esta enfermedad. No podemos, se decía, estar bailando la pandilla y comiendo nuestros juanes, mientras otros están llorando.

Se saluda y aplaude la preocupación, al tiempo en que aceptamos ese llamado de atención. Es cierto que todo está cambiando, y eso abarca también, a nuestra cultura, pues ella también está cambiando, ella también debe adaptarse a los nuevos estilos de vida; y, en ese caminar, hay ciertas costumbres que no podemos perderlas, que debemos seguir practicando, como símbolo de celebración y revaloración de lo nuestro, por muy contradictorio que ello parezca.

Este año, y a iniciativa de algunos colectivos privados quienes, en coordinación con la Municipalidad Provincial de Moyobamba, decidieron, en hora buena, celebrar nuestra 46 semana turística; celebración que, personalmente aplaudí, aunque fue un tanto rara.

Como era de esperarse, esta fue ciento por ciento virtual; las televisoras difundieron, en el horario habitual de la pandilla motivacional, grabaciones de los recorridos de los años anteriores, así como del baño bendito y de las famosas estampas, también es probable que la tarde del 30/06 lo que se transmita sea videos de los corsos pasados; los carros recolectores de basura, aprovecharon sus rutinarios recorridos, para alegrarnos con algo de música típica que salía de sus bocinas; las redes sociales se vieron invadidas con posteo de la pandilla challenge; la tarde del 23 de junio, toda la ciudad olía a juane (obviamente envuelto en hoja de bijao, contradiciendo así, a las indicaciones del MINEDU).

Lo celebramos, y lo seguimos celebrando (termina el 30/06) de una manera distinta; refugiados en nuestras casas, haciendo espacios en nuestras salas o huertas para pandillear un ratito; comiendo nuestros juanes y wawas (sea que nosotros mismos lo hayamos preparado o sea que lo hayamos pedido como delivery).

Aunque la celebración fue distinta, no faltó gente que puso sobre la mesa, esa vieja y absurda discusión por querer saber ¿en dónde es que se prepara el mejor y original juane?; aquí, meteré mi cuchara, porque quiero dar fin a esa discusión; sepa usted que el verdadero juane, el original, el moyobambino, también lleva huevo en su preparación (fin).

Como lo dije en su momento, celebrar, por muy contradictorio que parezca, no tiene nada de malo; y, ello no significa que seamos insensibles, insensatos y ajenos al dolor de otros; por el contrario, cuando pandilleamos, gritamos y nos alegramos junto a aquellos y aquellas que siguen luchando y que están venciendo; y, cuando nuestros pañuelos se levantan hacia el cielo, es para saludar a aquellos y aquellas que ya partieron.

…baila la pandilla, bailo yo también…

Simplemente KAJOVEPI
#Cafecito_Caliente

Déjanos tu comentario

¿Te interesó esta nota? Compártelo

Te puede interesar