Precio del dólar en S/
3,63
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

¿Podemos retornar hoy de manera segura a las clases presenciales?

Por: Oswaldo Díaz Chávez
MNC Medios

MNC Medios

Medio de Comunicación Digital
prensa@moyobamba.com

En la novela La ciudad y los perros de Vargas Llosa no queda claro si el Jaguar disparó o no al Esclavo.

La incógnita seguirá pendiente y no tiene posibilidades de solución.

De manera análoga, las propuestas para el retorno inmediato a clases presenciales se contraponen con las que señalan que se debe privilegiar la vida sobre la economía y los aprendizajes.

Los exministros de Educación, Jaime Saavedra y Daniel Alfaro, abogan por un regreso a clases argumentando la pérdida de aprendizajes, el posible retroceso en los resultados estándar de las futuras pruebas Pisa y que las “familias pobres no escaparán de la pobreza”.

Las razones son válidas, pero insuficientes. Están enmarcadas en la denominada “cultura del descarte” que instrumentaliza a las personas y margina a quien no sigue el ritmo de producción y consumo que la sociedad actual impone.

Prima la cultura del hacer, la importancia de conseguir riqueza material y como aseveró el filósofo Byung-Chul Hanse vive con la angustia de no hacer siempre todo lo que se puede”.

La pandemia ha desnudado una serie de presupuestos como el creer que es posible conseguir todo lo que uno se propone.

Ante ello, el papa Francisco menciona que se deben “superar las excesivas simplificaciones aplanadas sobre la utilidad, sobre el resultado estandarizado, sobre la funcionalidad y la burocracia que confunden educación con instrucción y terminan destruyendo nuestras culturas”.

¿EL APRENDIZAJE PRESENCIAL EN ESCUELAS Y COLEGIOS ES FUNDAMENTAL?

Sí. Mientras tanto, es urgente que la educación durante este tiempo, en casa y los hogares, enseñe para la vida, que recalque que pertenecemos a una comunidad y que nuestras acciones repercuten en los demás.

El experto educativo Francesco Tonucci asegura que, “en vez de pensar en lo que los niños perdieron o deben recuperar, sería mejor evaluar todo lo nuevo que han adquirido como experiencias y enriquecimientos”.

Frente a la primera negativa de cerrar los colegios en Europa, en la segunda ola tuvieron que cerrarlos.

Ante el inicio de la tercera ola del coronavirus en países Europeos y en Asia, el Instituto Koch de virología precisa que en Alemania “entre los menores de 15 está aumentando de forma vertiginosa, en los menores de 0 y 5 años crece la incidencia y aumentan los brotes en las guarderías, incluso a un nivel superior que antes de Navidad”.

Además, los menores pueden ser un vector de contagio y trasladar el virus a hogares de compañeros, docentes, personal del colegio y del transporte donde haya ancianos o personas vulnerables.

El regreso a clases debe ser gradual y paulatino, de acuerdo con el nivel de incidencia y contagio de la enfermedad, haber vacunado al personal que labora en los centros educativos, tener disponibilidad de atención médica y reducir el importante déficit de 100 toneladas de oxígeno medicinal que requiere el país.

EDUCAR ES ESPERANZA

El escritor Ernesto Sábato vio en un pueblo italiano, en 1947, a un hombre que al costado de un tanque destruido trabajaba el campo afanosamente:

Su tierra renacía a la vida… Pensé qué admirable es el hombre, esa cosa tan pequeña y transitoria, tan reiteradamente aplastada por terremotos y guerras, tan cruelmente puesta a prueba por incendios, naufragios y pestes”.

Es tiempo de tomar conciencia que hay situaciones que nos sobrepasan, reflexionar y perder el miedo al fracaso, erradicar el pánico a la escasez y la privación porque en el ámbito educativo no hay situación, positiva o negativa, de la cual no se pueda adquirir un aprendizaje para la vida.

Fuente: Diario Voces

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Te puede interesar

Anuncio

Últimas noticias

Lea la columna de Opinión