Luis: Un testimonio de que el cáncer de mama no tiene género

Los hombres también pueden sufrir esta enfermedad. Un diagnóstico oportuno le salvó la vida.
MNC Medios

MNC Medios

Medio de Comunicación Digital
prensa@moyobamba.com

Compartelo en tus redes:

Aunque el cáncer de mama es más frecuente en mujeres, también afecta a hombres. De acuerdo con el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) en nuestro país 1 de cada 500.000 varones puede desarrollar la enfermedad. Luis Lujan es un ejemplo de ello. La historia de este joven padre de familia trae a la realidad esta estadística y es un llamado de atención para cuidar siempre la salud. Este mal no distingue sexo ni edades.

Todo comenzó en noviembre pasado, cuando se dio cuenta de que tenía un bulto extraño en la axila derecha. Al principio pensó que no era nada importante, que solo era un tumor graso; sin embargo, cuando pasaron los meses y la bolita creció, decidió ir al médico. El cáncer es una sombra en su familia desde hace mucho tiempo y no podía continuar ignorando esta señal de alerta. Su mamá había tenido cáncer al seno, su abuelo cáncer al cerebro y su tío cáncer al riñón.

En un primer momento se sospechó que se trataba de un linfoma pues en sus estudios no se encontró ningún tumor en la mama que hiciera pensar en un cáncer de mama con compromiso de los ganglios de la axila a pesar de que tenía el antecedente de su madre con cáncer de mama. No existía ninguna evidencia de que Luis pudiese tener este mal: acababa de cumplir 40 años y no presentaba ningún bulto en las mamas.

Se le realizaron estudios de mamografía, ecografía y resonancia magnética nuclear como parte del protocolo de diagnóstico. Lo mejor era ser precavidos. Los estudios de imágenes mostraron la presencia de un tumor axilar de 2,8 cm, no se evidenció la presencia de tumores en la mama. En este momento era de suma importancia tener un diagnóstico histológico para decidir el tratamiento, por lo que se realizó una biopsia trucut del tumor axilar.

 

CASO COMPLEJO

La biopsia confirmó que se trataba de un tumor mucinoso primario de mama con receptores hormonales altamente positivos. Inicialmente se pensó que la tumoración axilar era una metástasis producto de un tumor primario de mama. El caso se discute en reunión del equipo multidisciplinario para proponer un tratamiento personalizado y se decide iniciar el esquema de tratamiento con cirugía de la axila. La Dra. Gabriela Calderón, cirujana especialista en cáncer de mama de la Clínica Internacional realiza una cirugía a nivel axilar y al recibir el informe de patología confirma que se trata de un cáncer primario de mama de una glándula accesoria axilar sin compromiso ganglionar axilar.

Dado sus antecedentes familiares, también se le hizo un panel genético para estudiar posibles mutaciones de genes relacionados con el cáncer de mama. Afortunadamente, no se encontró ninguna variante patogénica.

NO BAJA LA GUARDIA

Luis empezó su lucha contra el cáncer. Luego de 15 sesiones de radioterapia, se mantiene estable, sin signos de recurrencia y finalizada la radioterapia ha iniciado un tratamiento antihormonal que durará 5 años. Luis ha cambiado su estilo de vida; ahora come más balanceado, practica ejercicios con regularidad y quiere que su historia se sepa para que los hombres tomen conciencia de autoexaminarse e ir al especialista si sienten un bulto en la mama o axila. “Yo pude vencer esta enfermedad gracias al equipo médico que me atendió. La doctora no solo hizo que pierda el miedo y la vergüenza, también me dio confianza de que todo saldría bien. Nunca más volveré a descuidar mi salud”, refiere.

En tanto, la especialista hace un llamado a los varones a que se realicen un chequeo preventivo de cáncer a partir de los 40 años y si tienen antecedentes familiares de esta afección hacerse una revisión anual integral desde los 30 años, a fin de detectar a tiempo cualquier enfermedad. Es importante que acudan a un lugar serio, que cuente con tecnología avanzada y profesionales altamente especializados y capacitados.

El cáncer no distingue sexo ni edad. Adquiera un estilo de vida saludable. Realice ejercicio con regularidad y siga una dieta balanceada, su organismo se lo agradecerá. Visite una vez al año a su médico para realizarse un chequeo completo.

Fuente: El Comercio

Déjanos tu comentario

¿Te interesó esta nota? Compártelo

Te puede interesar