Precio del dólar en S/
3,63
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Cuando quiero me vacuno

por Karol Josep Vela Pizarro
MNC Medios

MNC Medios

Medio de Comunicación Digital
prensa@moyobamba.com

No sé si ustedes la recuerdan, pero, allá por la década del 90, hubo una canción interpretada por  El Lobizón del Oeste, que llevaba el título de “Marta”; el coro decía algo como <<…Marta soy el número uno, Marta cuando pueda te vacuno…>>. Sinceramente, no sé cuales eran las intenciones del artista, al momento de escribir estas líneas, y en el internet tampoco hay referencias de ello.

Tampoco sé, cuánto tiempo más estuvo en el mercado o en nuestras mentes, pero, recuerdo que una candidata lo usó como jingle para su postulación al Congreso; y, en el programa “humorístico” de Risas y Salsa, un supuesto Doctor, también lo usaba para, supuestamente atender a su paciente de siempre, obviamente, en ambos casos, la cosa iba muy en doble sentido.

Descuiden, que estas líneas no serán de humor, ni de violencia, ni de otro tipo de vacunadas; pero, sí, intentaré plasmar mi punto de vista en relación al tema del “VacunaGate”; un hecho del cual se habló demasiado durante la tercera semana de febrero, pero, que, a estas alturas, pareciera ya nos hemos olvidado.

Según informó el periodista Marco Sifuentes, todo empezó cuando el médico Hugo Maguiña, se enfermó de COVID19 pero, no le fue tan mal; según Maguiña indicaba que logró superar la enfermedad por haber consumido ivermectina, pero, sus compañeros le tiraron dedo, diciendo que “él había recibido la vacuna Sinopharm”; entonces, todos nos empezamos a preguntar ¿cómo es que recibió la vacuna, si esta recién había llegado y estaba destinada para la primera línea, pero, además, el no era parte de esa lista de primeros privilegiado?, y fue allí cuando se levantó el telón y se descubrió todo el negociado que hubo detrás de ella.

A estas alturas del partido, ya tenemos la lista de los 470 individuos que recibieron la vacuna de manera secreta; un grupo de esos 470 las recibió de manera ilícita y abusando de sus cargos, y, otro grupo (los estudiantes de medicina), también lo recibieron, pero, fueron engañados previo a su aplicación.

También existe la información de que otro lote, de las 3000 dosis extras, fueron a parar a la embajada China, aunque no sabemos a quienes se las aplicaron. Y adicional ha ello hay un lote de vacuna que no fueron aplicadas y están bajo la administración de la Cayetano Heredia, pero, también hay un lote ¿perdido?, esto último, es bastante cómico, de verdad.

Es muy probable, que todo este escándalo de las vacunas, haya servido como una especie de psicología invertida; es decir, previo a su arribo, mucha gente afirmaba que no se la aplicaría pues tenían dudas, pero, una vez que vieron que Vizcarra, Mazzeti y otros altos funcionarios se la aplicaron sin ningún temor, entonces, ello quiere decir que sí son confiables, sí son efectivas y sí son buenas (un corrupto, jamás se aplicaría o tomaría algo que sabe, le hará daño, porque siempre buscan su propio bienestar), por lo tanto, de este grupo de personas que decían no se las iban a aplicar, un buen grupo cambio de opinión por el se las aplicarían.

También es probable que todo este escándalo, sirva como excusa para que el Estado demuestre, ante la ciudadanía, su ineficiencia en la administración de un preciado elemento como este, y, por lo tanto, sea la misma ciudadanía la que exija que ello pase a la administración de los privados; puede suceder también, que sea el mismo Estado el que lance la propuesta de que los privados se hagan cargos, sin temor a que la ciudadanía se levante, pues ya demostraron ineficiencia y, pues, saben que la ciudadanía dirá que sí.

Ahora bien, en el Congreso, ya se han presentado hasta siete proyectos de Ley que plantean ello (es decir, que la administración quede a manos de los privados); y la misma CONFIEP ya ha planteado una posible alternativa (similar a los proyectos de Ley). De momento, siento que la ciudadanía no se ha comido el cuento, y está exigiendo que la administración siga siendo pública, pues así, garantizaríamos que sea universal, en especial para quienes menos tienen.

Se ha revelado documentación secreta, en la que da cuenta que fue China la que propuso que esas dosis extras o de cortesía o de donación o como quieran llamarlas, sirva como una especie de garantía (estrategia) para que se garantice su compra de parte del Estado peruano; dicha estrategia (propuesta indecente) ha sido avalada por el en ese entonces presidente, Martín Vizcarra. Frente a este hecho, valdría la pena preguntarnos si las otras compras a los otros laboratorios tuvieron o no, situaciones similares.

Otro de los hechos que queda pendiente frente a esta situación, es el “y después de esto ¿qué?”; es decir, ya la comisión investigadora ha dado sus resultados y ha sugerido quitar la confianza y cosas similares a una lista de funcionarios, pero, después ¿qué?; ¿qué pasará con Vizcarra, Mazzeti, el Canciller y los otros? ¿tendrán responsabilidad penal? ¿llegarán a ser juzgados? ¿cumplirán condena?; personalmente siento que sí, pero que el proceso va a demorar o en todo caso la sanción no será la real, que es lo que ha pasado generalmente.

Sobre el actuar de la ciudadanía, creo, que hasta ahora está haciéndolo bien; hay indignación y rabia de por medio, lo cual obliga a estar atentos y más vigilantes. Sé que muchos han exigido se regrese a las calles para protestar por ello, y de hecho creo que sí sería necesario hacerlo; sin embargo, hemos criminalizado tanto la protesta, que salir a las calles, se ha convertido en una actividad de alto riesgo; entonces, debemos evaluar ¿cuál es nuestra postura frente a la protesta?

También es cierto, que las formas de protestar han ido evolucionando; ahora, por ejemplo, existe una mayor invasión en las redes, desde la creación de memes, trends, o videos que llaman la atención; hasta la difusión de información, pero también la validación de la información (a fin de que no sean noticias falsas).

Es probable que esto no acabe aquí, es probable que sigamos recibiendo más noticias decepcionantes; de esas que te hacen ver lo cruel que pueden ser algunos que están en el poder. Necesitamos, sí, renovar los cuadros, reestructurar nuestra forma de gobierno, que las decisiones del Estado sean pensadas en el pueblo y no en los de arriba; estas elecciones pueden ayudar en algo, pero no es la solución completa, sino, el primer paso.

En tanto ello pase, use bien su mascarilla, mantenga su distancia, lave bien sus manos y, por favor, salga sólo cuando es necesario.

Simplemente KAJOVEPI
#Cafecito_Caliente

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Te puede interesar

Anuncio

Últimas noticias

Lea la columna de Opinión